lunes, 29 de abril de 2013

La iluminación LED más alta del mundo

Para los hospitales, la iluminación es un aspecto muy importante dentro de su estructura edilicia que favorece a la mejora de la calidad del tratamiento que reciben los pacientes. Una buena y apropiada iluminación durante la noche, además de facilitar el trabajo de los profesionales, mejora la seguridad del paciente garantizando un área óptima de trabajo y recuperación. Uno de los retos a vencer es el gasto significativo que representa una unidad de iluminación completa para un centro de salud, factor que multiplica el desafío si hablamos de una unidad de cuidados intensivos ubicada a 5700 metros de altura en uno de los campamentos de descanso y rescate en la montaña más alta del mundo: el Everest


El refugio Everest High Base Camp, iluminado con tecnología LED.

Este objetivo fue logrado en forma reciente por el equipo de trabajo Xtreme Everest 2, el 10 de marzo último, equipando su laboratorio, sala de operaciones y las demás áreas de iluminación instalando tubos de iluminación Cardinal LED, de RedBird LED, un fabricante líder de lámparas lineales de repuesto (tubos similares a los fluorescentes) con tecnología LED. Xtreme Everest 2 es un equipo de médicos especialistas en cuidados intensivos, enfermeras y científicos que estudian los problemas de salud en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales y que se dedican a prestar sus servicios en este remoto lugar del planeta. “Everest High Base Camp” (el nombre del campamento) requiere un sistema de iluminación robusta y de alta eficiencia, capaz de funcionar en temperaturas extremadamente bajas.  La solución más apropiada fue encontrada en este tipo de luminarias provistas por el mencionado fabricante  y con ellas alcanzan excelentes relaciones costo-efectivas, en luminarias que trabajan con tensiones universales entre 110 hasta 227VAC, ofreciendo hasta 7000 lúmenes con un consumo de sólo 66Watts.

Vista del interior del campamento

Jonathan Eppstein, Presidente de RedBird expresó que están muy contentos de haber sido seleccionados por esta importante institución. La investigación que se realiza por este equipo dedicado tendrá un gran impacto en el tratamiento de una amplia gama de condiciones médicas, favorecidas por este tipo de iluminación. Estas luminarias LED, con su alto CRI y bajo consumo de energía, se adaptan a la perfección para esta aplicación logrando una visión más realista y natural respecto a los métodos tradicionales fluorescentes. Pasando al tema de los costos de utilizar con este tipo de iluminación, basta con pensar que la energía eléctrica en el “Everest High Base Camp” es provista por los generadores tradicionales a combustible, el que es transportado hasta el lugar por medio de helicópteros. Un ahorro significativo en el consumo energético y a su vez logrando una mejor calidad de iluminación, permitirán expandir las experiencias y los conocimientos del desempeño de este tipo de luminarias en el ámbito de la salud. El próximo paso será la instalación de paneles fotovoltaicos y generadores eólicos para perfeccionar y dar autonomía eléctrica a esta base de rescatistas y servidores de la salud. La iluminación LED en el punto más alto del planeta: el Everest.

Vista del campamento en la inmensidad de la montaña. Hasta allí, llega la iluminación LED

Fuente: Redbird LED