martes, 2 de abril de 2013

Curiosity y su primera “Conjunción Solar”

Durante este mes de abril de 2013, sucederá un fenómeno entre la Tierra y Marte que se conoce como Conjunción Solar. El Sol se interpondrá justo en la línea de “visión” entre los planetas, complicando de este modo las comunicaciones entre los vehículos que se encuentran trabajando en Marte y la Tierra. Por supuesto, las comunicaciones son simples y clásicas señales de radio que permiten el envío de comandos e instrucciones a los vehículos (terrestres u orbitales) para que realicen tareas específicas, en la inmediatez del tiempo o en algún momento programado de la misión. Cualquier mensaje que no sea recibido en forma correcta, en cualquiera de los destinos (la Tierra o Marte), puede generar instrucciones o interpretaciones erróneas las que podrían desencadenarse en una catástrofe para cualquiera de las misiones.


Una conjunción solar de este tipo tiene lugar cada 26 meses y ocupa una duración aproximada de dos semanas, lo que significará una alineación (casi) completa el 17 de Abril. Para los científicos que trabajan en la misión Mars Odyssey, esta es la sexta Conjunción Solar que experimentarán desde 2001 y aunque tienen mucha experiencia útil para brindar al equipo de Curiosity, también reconocen que cada alineación es diferente, a pesar de que se respeten determinados patrones. En este caso, por ejemplo, estamos atravesando un período de máxima actividad solar en cuanto a manchas y tormentas solares que, en este caso, dificultarían aún más las comunicaciones radiales en las frecuencias de enlace entre estos equipos (Banda X de micro-ondas)(10Ghz.) y la Tierra. Vale recordar que los vehículos que pisan el suelo marciano utilizan la banda de UHF (450Mhz) para comunicarse con los satélites y entre ellos, no habrá problemas para continuar con una comunicación eficaz, libre de errores.


La interrupción de las comunicaciones se llevará a cabo entre este jueves, 4 de abril de 2013 y el próximo 1 de mayo para garantizar un intercambio de señales confiables. Esto es mucho más que las dos semanas que dura la conjunción solar, sin embargo, es una medida preventiva para asegurar las comunicaciones, teniendo en cuenta el factor agregado que significa estar dentro de la etapa de máxima actividad solar del ciclo 24. Si bien este ciclo no es de los más activos, representa una amenaza con la que no se puede jugar a que las cosas puedan adelantarse. Una imprevista actividad solar, que tenga una duración de pocos segundos, podría traer consecuencias inesperadas. Si las transmisiones de TV se cortan con una simple lluvia, imagínate lo que puede ser un comunicado a semejante distancia y con el Sol al medio. Odyssey y el Mars Reconnaissance Orbiter retransmiten casi todos los datos provenientes de Curiosity y el Rover de Exploración Opportunity, además de los trabajos propios que tienen asignadas estas misiones. En el argot de las comunicaciones, se conoce a esta acción de re-transmisión como “Relay” o “Repetidor”.

Orbitador Mars Odyssey

Las transmisiones desde la Tierra a los orbitadores serán suspendidas en forma total mientras que Marte y el Sol tengan dos grados (o menos) de desviación lineal y esto ocurrirá entre el 9 de abril y el 26 de este mismo mes. Mientras tanto, se procederá a trabajar en “modo restringido” durante algunos días adicionales, antes y después. Los orbitadores seguirán transmitiendo información a la Tierra, hecho que los investigadores aprovecharán para analizar la magnitud de los datos perdidos; “otro evento a estudiar para acumular experiencia”. Esta misma información será retransmitida al atravesar la “zona de silencio” para su análisis y trabajo habitual. Para el 1 de mayo, se estima que el Mars Reconnaissance Orbiter podría tener almacenados unos 40Gbits de información propia y otros 12Gbits del Curiosity para retransmitir a la Tierra.

Para el Rover Opportunity, esta será su quinta conjunción solar y continuará con sus actividades científicas utilizando un conjunto de comandos “a largo plazo”, los que se enviarán de antemano. Toda la actividad de un mes completo será programada y ejecutada por estos vehículos como si fueran buenos muchachos que han aprendido a hacer su trabajo en forma autónoma y solitaria, sin asistencia desde la Tierra. Mientras todo esto ocurra, los científicos tendrán unos merecidos días de descanso.

Fuente: NASA